dglscripts.com
Ir a la Pagina Inicial  
SOBRE EL SUFRIMIENTO DE GUSTAVO Y ALICIA BERTI PDF Imprimir
Escrito por Noemi Montemagno   

Sobre el sufrimiento – G. y A. Berti

Renacer ha progresado, ha crecido, ha pasado de ser un ámbito de reunión donde nos juntábamos para hablar de lo que nos pasaba, a ser un lugar donde nos reunimos para hablar de lo que podemos hacer o debemos hacer con aquello que nos pasa, esto es un vuelco fundamental en el que todos los integrantes han tomado parte, aun sin darse cuenta.

Este cambio significa dejar de prestar atención a aquellas cosas que hemos experimentado, para prestar atención a la experiencia que estamos viviendo, cambiando nuestra atención desde aquello que nos sucede hacia lo que podemos hacer con aquello que nos sucede.

Este vuelco fundamental nos permite, en vez de prestar atención a las emociones y sentimientos que experimentamos como consecuencia de nuestro sufrimiento, volver la mirada sobre la experiencia que tenemos de ese sufrimiento, no deteniéndonos en las consecuencias del mismo.

Este camino nos ha de permitir la posibilidad de ver al sufrimiento como un hecho sustancialmente humano del cual las emociones y sentimientos, son sólo accidentes.

Podemos observar que tanto la psicología como la psiquiatría se preocupan, contrariamente, por analizar las emociones de las que el hombre tiene experiencia surgiendo la tendencia a tratar de ocultar, farmacológicamente, o tratar de desarraigar analíticamente el miedo, la ira, la culpa, etc.

En estas circunstancias, sin darse cuenta, ayudado y ayudador, se sitúan en la dimensión psicológica del problema. El ayudador se preocupa por los «síntomas», las emociones y sentimientos, como manifestaciones del dolor que la otra persona experimenta, y al hacerlo pierde de vista la manera en que el ser sufriente experimenta ese dolor, de tal forma que resulta igual, para uno y otro, que se sufra con dignidad y entereza, o se lo haga miserablemente.

 
< Anterior   Siguiente >