POR DECISIÓN PROPIA
Escrito por Noemi Montemagno   
POR DECISIÓN PROPIA: 
( sobre suicidio por Ana y Enrrique conde )

Dos años después, el 31 de octubre de 1995, asistimos por primera vez a una reunión de Renacer y cuando una mamá nos hizo la ficha de ingreso, al preguntarnos la causa de la partida de nuestro hijo, Ana adelantándose dijo: “Por decisión propia”, lo cual fue una sorpresa pues nunca lo había comentado anteriormente.

¿Que resortes de la intuición pudieron inducir a una madre a decir impensadamente “por decisión propia” en lugar de suicidio?”

Cuando la madre que hacía la ficha escuchó la expresión “por decisión propia”, levantó la vista y miró con una expresión de dulzura en sus ojos.

Desde entonces, desterramos de nuestro vocabulario la palabra suicidio.

A partir de esta reflexión se nos hace cuesta arriba aceptar la reiteración con que en Renacer se insiste en la sumisión a la palabra suicidio equivalente a “matarse”, tan alejada de la libertad que preside la esencia de Renacer como una nueva cultura, basada en ver que las cosas pueden no ser como parecen ser y, a partir de ahí, mejorarlas dando un salto a la categoría de lo moral, en la que no sólo se inicia, sino que también se cierra el fenómeno de la ayuda mutua.

Por eso, en busca de un lenguaje común, levantamos hoy nuestra voz en procura de darle un significado más profundo a esa decisión tan extrema, desechando los paradigmas que pretenden determinarnos.

Quizá sea necesario tener una experiencia existencial para captar la diferencia o, en su caso, aceptar la intuición de quienes hemos pasado por este trance.

Quizá, para ello sea necesario llegar a descubrir el verdadero significado de la expresión tantas veces oída en Renacer “la fuerza indómita del espíritu”, que podría estar amaneciendo en la cultura occidental, sintetizado en la expresión del científico Brian Weiss, a través de este pensamiento: “No somos seres humanos que estamos viviendo una experiencia espiritual, si no que somos seres espirituales que estamos viviendo una experiencia humana.”